FANDOM


¡Los Mormones son cristianos! Muchos otros cristianos enseñan que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no es una iglesia cristiana, pero por cualquier definición de lo que es ser cristiano, la Iglesia es una iglesia cristiana. El ser cristiano se define como creer en Jesucristo y que el es el Hijo de Dios, y que expió por los pecados del mundo, y que es el único camino a la salvación. Es la creencia de que por medio de Cristo, cada persona puede tener una relación con Dios el Padre por la eternidad.

Los mormones creen en Jesucristo, que el es el Hijo unigénito de Dios en la carne, y que sufrió y murió por nuestros pecados, que el resucito, y que es nuestro representante ante nuestro Padre Celestial, y que por medio de Jesucristo y solo por Él podemos ser salvos en el Reino de los Cielos. Los mormones también creen que la Biblia es la palabra de Dios, hasta donde esté traducida correctamente.

Cristiandad y el Libro de MormónEditar

Todos los libros que los mormones consideran escritura hablan de Cristo y enseñan Su evangelio. El Libro de Mormón relata las vidas de personas que creían en Cristo, esperaban su nacimiento y su expiación, que les fue contado por profecía. En el Libro de Mormón, la gente se juntaba para aprender en lo que solo se puede llamar “iglesias”, y ellos mismos se consideraban cristianos, conociendo el nombre de Aquel que vendría a salvarlos. El Libro de Mormón también registra la visita de Cristo a las Américas después de su resurrección, en donde enseñó el mismo evangelio que había enseñado en el Antiguo Continente.

Porque la Gente se Confunde de los MormonesEditar

Es fácil pensar que los mormones adoran a Mormón o a José Smith, o alguna otra persona, especialmente cuando lo único que se conoce es la palabra “mormón,” un apodo dado a la Iglesia por otros. El nombre verdadero de la Iglesia es “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.” Esto es porque creemos que es la Iglesia de Cristo. A los mormones también se les llama “Santos de los Últimos Días” o “SUD.”

Las personas también piensan que las creencias mormonas son demasiado extrañas para ser consideradas cristianas, pero mucho de esto viene por malos entendidos o información incorrecta de lo que creemos. Algunos aspectos de nuestras creencias son diferentes a las creencias de las sectas cristianas, pero las creencias entre sectas cristianas difiere entre si. Las creencias y prácticas de la Iglesia Mormona, reflejan el evangelio de Jesucristo como se ha enseñado en la Biblia, y también el evangelio de Jesucristo tal como fue enseñado por otros profetas antiguos y aún profetas modernos. Sin importar quien lo está enseñando, sigue siendo el evangelio de Jesucristo y eso es lo que creemos, y eso nos hace cristianos.

Jesucristo y el MormonismoEditar

El mormonismo no existiría sin Jesucristo. Nosotros creemos que Él es el único camino para regresar a Nuestro Padre Celestial, y así enseñamos y oramos y adoramos. Nos arrepentimos en Su Nombre, contando en su misericordia y su sacrificio para perdonar nuestros pecados. Los mormones creen que Jesucristo siempre ha sido el salvador del mundo, y que el enseñó a los hijos de Dios el evangelio desde el principio del mundo. Cristo fue escogido desde el principio para ser el Salvador del mundo y ahora vive en gloria con Dios.

Los mormones creen que Jesucristo vive. Podemos tener una relación personal con El, y la debemos tener, si esperamos ser salvos por su expiación. Aprendemos a conocer a Cristo al leer de Él en las escrituras, arrepintiéndonos por medio de su expiación y escuchando los susurros del Espíritu Santo, cuyo propósito es testificar de Él. Aprendemos de Jesucristo de los profetas vivientes y de los escritos de los profetas que ya no están vivos. Buscamos a Jesucristo en las palabras y los escritos de los profetas de todos los tiempos. Sabemos que Jesucristo es nuestra única esperanza para la salvación y nuestro único abogado ante el Padre.

Los mormones creen en Cristo, sus milagros, su herencia divina, y su expiación. Los mormones son cristianos, y aprendemos de Cristo de aquellos que creen en Él y que han sido llamados por Él para enseñarnos. Nuestros profetas han sido llamados por Él, no para enseñar su propia voluntad sino la de Cristo. Sus palabras vienen de Cristo. Podremos ser considerados “diferentes” pero en verdad somos cristianos en todo sentido de la palabra.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.