FANDOM


Brigham Young fue el segundo profeta de la Iglesia Mormona, después de la muerte de José Smith. Brigham Young es más conocido por su liderazgo de los pioneros mormones al valle de Salt Lake City. Se le ha dado el apodo de “Moisés Americano” por su liderazgo en la emigración a Salt Lake, y la fundación de la misma ciudad.

Niñez y sus Primeras ActividadesEditar

Young nació y creció en Vermont en 1801. Durante sus años de joven adulto, él trabajo como herrero y carpintero. Se convirtió a la fe metodista, y poco tiempo después se convirtió al mormonismo, después del leer el recién publicado Libro de Mormón. Young tuvo la oportunidad única de servir como misionero en Canadá y fue uno de los santos que fundó Kirtland, Ohio. Después de su conversión, el compromiso y actividad dentro de la iglesia aumentó. Fue llamado a servir como apóstol en el quórum de los doce. A finales de la década de los 1830, Young perdió sus propiedades y posesiones en varias veces en persecuciones anti-mormonas. Sirvió otra misión en Inglaterra, donde convirtió a muchos hombres jóvenes que después se mudaron a los Estados Unidos para unirse a las comunidades mormonas en el continente americano. Young ayudó a establecer la Iglesia Mormona en la ciudad de Nauvoo, Illinois.

Logros como ProfetaEditar

En 1844, el Profeta José Smith fue muerto mientras esperaba su juicio en la cárcel de Carhage. Sidney Rigdon era el siguiente en línea para asumir el papel de profeta y vidente en la Iglesia. Sin embargo, Young indicó que el Quórum de los Doce debería dirigir la Iglesia. Después de una reunión quedó claro que Dios quería que el Quórum de los Doce dirigiera la Iglesia, así que Young asumió el cargo como el segundo presidente de la Iglesia. Rigdon rehusó aceptar el liderazgo de Brigham Young, y se convirtió en el presidente de una iglesia que se separó de la mormona. Los mormones siguieron enfrentando oposición y persecución. Young recibió una revelación que había llegado el tiempo en que los mormones deberían viajar al oeste y establecer una nueva ciudad allí. Así comenzó la emigración al oeste de los mormones, y así se fundó Salt Lake City. Después que el territorio donde vivían los mormones se hizo parte de los Estados Unidos, por la Cesión de Mexico, Young quería que se creara un Estado nuevo y llamarlo “Deseret.” Young fue asignado gobernador del territorio de Utah, como está señalado en el Compromiso de 1850. Como gobernador, Young dirigió a su gente en asuntos de religión y aun en asuntos de economía. Young fue responsable por el establecimiento de muchas ciudades en Utah. El quería que los mormones fueran independientes en todo aspecto. El temor de que los mormones se hicieran numerosos fue creciendo, hasta que el presidente de los Estados Unidos, Buchanan nombró un gobernador que no era mormón. Buchanan envió un ejército a Utah también. Buchanan aceptó reportes erróneos sin mucha investigación, y envió el éjercito. Albert Sydney Johnston fue elegido para remplazar a Young como gobernador. Young no quería aceptar el nuevo liderazgo pero eventualmente cedió el poder de gobernador. Su logro más grande fue el de establecer Utah. También tenía talentos en música y se interesó mucho en la música. Organizó el Coro del Tabernáculo Mormón. Aún cuando guiaba a los pioneros hacia el valle de Salt Lake, los animaba a cantar, bailar y celebrar la vida. Su compromiso y dedicación a la Iglesia a lo largo de su vida fue increíble.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.